¡Otro día!
¡Otra semana!
¡Otro mes!
¡Las horas siguen pasando!
¡Los días siguen su recorrido!
¡Mi mente no quiere dejarte ir e intenta
aferrarte a tu recuerdo!
Se aferra tanto a tú recuerdo, y mi corazón
no quiere hacerle compañía
Porque sufre con cada minuto que no estés
frente a mí, pensando en ti como una melodía
Y me levanto bruscamente buscando tu calor,
pero tú no estás y lloro como un desquiciado
La noche es lúgubre. Pero mi mente está meditando
con tu epifanía
Mi corazón, intenta olvidar el pasado. Pero
mi mente no quiere dejar ir el pasado
Es una lucha de titanes. Es una lucha entre
cielo y el infierno. Peleando por tu amor
Qué difícil es estar en el limbo ¿Qué me
hiciste para amarte tanto y por eso no te olvido?  
Mis ojos quieren llorar porque no vuelven
apreciar tu belleza nuevamente
Mi olfato quiere sentir tu loción, quiere
disfrutar del olor de tu cabello, nuevamente
Mis labios desean sentir tus labios
carnosos sobres los míos. Sentir esa textura que solo tú posees
Mis mejillas quieren sentir el calor de tus
mejillas, que se sienten al rozarlas con mi piel.
Mi cabello extraña esos momentos cuando se
enredaban con los tuyos
Mi oído extraña tus palabras agudas, graves,
monosílabos, y el juego de palabras que realizas
Mis ojos, mis oídos, mis labios, extrañan
esos gestos que hacías cuando estabas meditabunda
Extraña esos gestos cuando estabas feliz. Porque
esas expresiones aun los guardo en mi mente
Mi cuello extraña esos momentos que te
apoyabas sobre mi cuello, y también el olor de tu cabello
Mi pecho extraña el sonido de tu respiración,
cada vez que te recostabas en mi regazo
Mi corazón extraña muchas cosas. Y es difícil
discernir que es lo extraña más de ti.
¡Son muchos momentos, muchos recuerdos, que
mi corazón le es difícil dejar todo eso atrás!
Mis manos extrañan esos momentos que íbamos
siempre de la mano de un lado a otro
Siempre me dabas la mano cuando tenías
miedo. Cuando estas estresada, cuando querías llorar
Me dabas la mano para decirme que las cosas
estaban bien, y que todo iba a mejorar
Me dabas la mano para guiarme, cuando yo me
encontraba al borde de la locura
Mis manos extrañan cada vez que te
abrazaban en cualquier momento
Cuando había frio te cobijabas en mis
brazos y te sentías segura
Cuando había calor, me dabas la mano para
caminar al unísono, sin importar la hora y día
Mis manos que siempre te abrazaron, que
siempre estuvieron allí cuando lo necesitabas…
En fin…
Mi cuerpo te extraña toda…
Pero mi mente no deja de discrepar con mi corazón
Porque ambos saben que fue lo mejor que les
pudo haber pasado. ¡Pero no estás aquí!
Ahora que han pasado varios días… semanas…
meses…
Siempre tratan de mantener vivo tu recuerdo…
¡aunque no estés aquí!
Siempre hacen lo posible por revivir todos
esos momentos felices
Pero no tiene objeto alguno tener todos
esos recuerdos, si no estás aquí
Tantos recuerdos buenos y malos…
Recuerdos que, a la fecha, están grabados
en mi subconsciente, y es difícil eliminarlo
No quiero vivir en el pasado. No quiero
vivir con esos recuerdos para toda mi vida
No quiero recuerdos. No quiero nada más que
tenerte.  Y sonreír nuevamente…
No quiero recuerdos…
Quiero más abrazos…
Porque un abrazo es un poema escrito en la
piel…
Y que venga de ti…

Compartir

Leave A Comment